¿MMF?

PUNTOS DE LUZ

  Es Mayo y es 1987. Camarón de la Isla ríe en un bar de París, donde ha escrito la leyenda de tres noches mitológicas en el Cirque d’Hiver. Su último trago es el último también de Chavela Vargas, que ese año decide hacer algo con su vida y su arte lejos del abismo del alcohol. Ajeno a todo ello, musita sus primeras palabras Víctor Cabezuelo, ignorante aún de que lideraría una gran banda llamada Rufus T. Firefly, y que aún haciendo indie-rock, citaría al propio Camarón como influencia. Conexiones. Puntos de luz flotando en el hilo del tiempo. Si vemos los suficientes no tardamos en trazar caminos hasta hoy. En todos los documentales y conciertos del Monopol Music Festival afloran esos pequeños puntos de luz. De esas conexiones y de las nuestras, entre nosotros y el mundo, trata también este festival, de un relámpago en mitad de la noche que es el arte y del médium que recibe la descarga que es el artista. Documentos y sonidos vivos vienen a nuestra ciudad a recordarnos que la música va de enchufarnos a nuestro presente, pasado y futuro, a la vida como sabíamos que debía ser vivida.

  Conexiones también con nuestros orígenes modestos e irreverentes como festival, que nos han llevado a la decisión de invadir de nuevo las salas de los Multicines Monopol como en nuestra 1ª edición para hacer esta vez pequeños conciertos como introducción a algunos documentales musicales, donde serán los músicos quienes hablen de las películas con su voz y sus instrumentos. Conexiones con el exterior más lejano que nos ha llevado al compromiso de traer al menos un artista internacional relevante cada año. Hemos empezado por Andrew Combs; viene desde Nashville a hacer su único concierto en España, y se irá dejando un buen puñado de oídos y corazones maravillados, pero vendrán más. Conexiones con nuestra vida y nuestra salud, en unos tiempos donde nuestra mente y nuestro cuerpo se quejan abiertamente por culpa de una vida frenética, atropellada y vivida en mala postura. En esta edición reflejaremos con diversos documentales el poder, por qué no decirlo, mágico de la música para posar su mano en nuestro hombro y decirnos: todo irá bien. Y conexiones con lo nuestro, con los grupos que aquí mantienen proyectos llenos también de vida, vida que acaba dando un aire más necesario que nunca a nuestra identidad cultural. Luz Futuro y Nimañana, estrenando ambos sendos EP’s en el festival, abrirán la caja de pandora de un festival musical arrollador que ocupará espacios como el Teatro Cicca, The Paper Club y la Plaza de Santa Ana, y grupos en estado de gracia como Guadalupe Plata, Joana Serrat & The Great Canyoners, Rufus T. Firefly y Digital 21.

  30 años después de aquel 1987 de Camarón y Chavela, cerrábamos en 2017 la edición seguramente más exitosa del MMF, con llenos en todos los espacios de conciertos, y las notas de León Benavente y Julieta Venegas aún resonando en nuestros cuerpos. Tras 4 ediciones, hemos visto como este festival ha escarbado una huella emocional entre el público. En esa huella emocional creemos para volver este año, de la mano de nuevo del Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria con un programa comprometido hasta la última nota con la calidad y la vanguardia. Y esa huella emocional nos invita a esperar la confianza y la complicidad de toda una ciudad con las 20 películas y los 8 conciertos que darán forma a este festival que ya es de todos. Y confiar en que al final, esos trazos de luz, esas conexiones, formarán su pequeña galaxia en nuestra memoria.

Víctor Ordoñez
Director del MMF